Prevención y Gestión de la Morosidad

Prevención y Gestión de la MorosidadSalvo aquellas transacciones realizadas con liquidaciones en dinero efectivo al contado en sentido estricto, esto es, pago inmediato simultáneo a la entrega del bien o del servicio, todas las demás operaciones originan un crédito apareciendo un deudor y un creedor, y con ello el riesgo, es decir, la contingencia del cumplimiento de la obligación de satisfacer el crédito recibido.

Por lo tanto, toda clase de activos constituidos por deudas de terceros, cualquiera que sea la actividad de una empresa o profesional, son riesgos vivos, que pueden no satisfacerse a su vencimiento, en cuyo momento se convierten en créditos impagados, deudas impagadas o créditos en mora.

Por consiguiente, en toda actividad económica es normal que se produzcan impagos, y precisamente por ello, en el marco de elaboración de los objetivos de la actividad productiva se incluirá, al nivel que corresponda, la planificación de los procedimientos apropiados para optimizar la gestión en todos aquellos aspectos que puedan dar lugar a la generación de impagados.

Las posibilidades de resultados positivos en la Prevención de Impagados y en el tratamiento de la morosidad en general, dependen en primer lugar de la calidad de la gestión y análisis en la toma de riesgos, sean de carácter comercial o financiero. Pero esto no consiste exclusivamente en el estudio de la solvencia del futuro deudor y considerarla como suficiente al volument y características del riesgo, o en establecer las garantías que sean apropiadas al tipo de operación o, finalmente, en asegurar dicho riesgo. Grupo Dariza les ofrece otros aspectos tan esenciales, o más, que éstos, como pueden ser:

  • La cobertura correcta contractual de los diferentes tipos de operaciones.
  • El seguimiento continuo de los riesgos en curso.
  • La diligencia y el control en la gestión de todos los procesos necesarios para el cobro puntual de las deudas.
  • La toma de decisiones apropiadas de las acciones y procedimientos a seguir para el cobro de deudas en mora, con los asesoramientos que en cada caso procedan.

Al margen de las funciones anteriores y con anterioridad al hecho del impago, Grupo Dariza establece controles que mejoran el cobro a clientes a través de un estudio de su capacidad económica y solvencia.

Un fallo que se paga frecuentemente con generación de impagados y morosos es el de no establecer un sistema de análisis de riesgos por concesión de crédito o aplazamiento de pago de ventas a clientes.

Es necesario que los equipos de ventas, que cada vendedor o gestor de ventas, tenga la formación suficiente y la información precisa para valorar los pedidos de nuevos clientes o de clientes cuyo seguimiento sea de su responsabilidad, de modo que aprecie si tales pedidos son normales en función del ritmo y volument de actividad de los clientes que los realizan, y si los plazos de pago solicitados o que se tengan convenidos encajan en los límites establecidos de modo general y en particular para un determinado cliente, como finalmente, si el saldo deudor que la atención del pedido genera está dentro del límite de riesgo asignado al cliente que lo realiza.