Recuperación de los Impagados

Recuperación de los Impagados

Nadie quiere asumir el problema de la morosidad.

Entre los profesionales del crédito se acostumbra a decir (medio en broma y medio en serio) que existen tres modalidades de pago:

  • Tarde
  • Mal
  • Nunca

 

A pesar de que un proverbio español dice que “El arte del comerciante está más en lograr que le paguen que en vender”, el cobro de los impagados comerciales y la recuperación de los créditos adeudados por los clientes morosos son unas actividades que por lo general la mayoría de las empresas tienen bastante descuidadas.

Son relativamente pocas las empresas españolas que cuentan hoy en día con departamentos de gestión de riesgos comerciales o que, por lo menos, disponen de un responsable del crédito comercial.

En cuanto a los demas departamentos que tiene relación con el cliente, nadie suele tener un excesivo entusiasmo por las cuestiones relacionadas con el recobro de las deudas comerciales.

En el caso de que una empresa no disponga de un departamento especializado en gestionar el riesgo de clientes, las cuestiones relacionadas con el recobro de impagados o las relaciones con los morosos son a menudo consideradas como un tema “tabú” y su tratamiento es generalmente considerado por el personal de la empresa como una obligación molesta, cuando no un auténtico fastidio.

En estos casos los distintos departamentos intentan pasarse la pelota los unos a los otros y nadie quiere hacerse cargo del problema.

Para conseguir una correcta gestión de los impagados es muy importante detectar rápidamente cualquier incidencia de cobro.
En el departamento de recobros o el Credit Manager abrirán una ficha o expediente en el que se anotarán las gestiones y los aumentos y disminuciones de la duda hasta su cancelación.
A partir de aquí el primer paso que debemos llevar a cabo para recuperar el impagado es segmentar la cartera de impagados, las antigüedades menores, los más cercanos geográficamente, los más fáciles de recobrar y lso que tengan mayor documentación acreditativa.
Según transcurra el tiempo y se deterioren las posibilidades de cobro, el impagado pasará por
6 fases:

  • Incidencia de cobro
  • Crédito impagado
  • Crédito moroso
  • Crédito dudoso
  • Crédito litigioso
  • Fallido

El objetivo principal de Grupo Dariza es que el crédito no pase de la cuarta fase para no demorarlo en exceso ni llegar a mayores costes (los judiciales).

Somos coscientes de que una gran cantidad de morosos se van a resistir al pago, pero desde Grupo Dariza disponemos los conocimientos y la experiencia necesarias en métodos de presión más resolutivos, siempre dentro del marco de la legalidad y de la ética empresarial.